miércoles, 19 de mayo de 2010

NARICES ROJAS



Los “Doctores Sonrisa” con su gran nariz roja y sus batas de color chillón visitan habitación por habitación a los niños que se encuentran hospitalizados. Son artistas, profesionales y especialmente formados para este tipo de situaciones, que juegan con los niños e intenta involucrarlos para que por un tiempo olviden donde se encuentra y descubran un mundo de magia, propio de la infancia.
Alegría: lo más difícil de encontrar en un hospital, donde los adultos pasean de arriba abajo con cara de pena y circunstancia. Sin embargo, de repente se oye una carcajada, seguida de risas y luego otra carcajada aún más fuerte. Y si alguien quiere encontrar el origen de ese jolgorio, basta con asomarse a una habitación, en la que un pequeño paciente se somete a una profunda revisión del doctor TONTON o quizás será la doctora Mete Patas. El objetivo de la institución es aliviar el sufrimiento de los niños hospitalizados a través de la risa, cariño y mas risa.
Esperanza: Dibujar la sonrisa de los más pequeños no sólo les ayuda a olvidar por un instante que pasan por una de las experiencias más traumáticas de su vida, sino que ayuda a los que lo rodean, padres y familiares, a mostrarse más esperanzados sobre la situación del niño hospitalizado. «Yo, que estoy en este hospital desde hace 20 años, puedo comprobar el bien que hace una nariz roja en el alma de los niños enfermos», , Ser positivos y mostrarse frente a los niños fuertes y con una sonrisa de oreja a oreja resulta complicado, cuando, aunque no se sufra la enfermedad como ellos, se tenga conciencia de las consecuencias e implicaciones de la misma. Para ello médicos como el doctor Guay o la doctora Vaga de remate se han especializado en hacer más confortable y agradable tanto las largas, como las cortas estancias en los centros hospitalarios.En las visitas personalizadas, el doctor sonrisa juega, improvisa, e intenta con su labor que los niños y sus familiares olviden por un periodo de tiempo dónde se encuentran, mostrándoles un mundo de color, música, magia, y sonrisas..Pero niño por niño devuelven triplicadas esas sonrisas con la luz de cada criatura, un juego de magia totalmente real.
A veces pienso que trabajamos tanto para los padres como para los niños. Si el niño ríe, el padre también lo hace, y es una auténtica recompensa. Es hermoso comprobar que cuando entras en un lugar un poco tenso, con tu nariz roja, hay como un alivio. Estás allí acompañando para la risa y la emoción, y también para canalizar el llanto" Los payasos de hospitales son incansables, transforman por completo el ambiente, luchando con ayuda de la risa, contra el dolor, el sufrimiento y el aburrimiento. Solo una nariz roja.

13 comentarios:

Miriam dijo...

Maravillosas narices rojas!!! tarea loable si las hay lo que estos doctores hacen!!!
Creo que hay que tener mucho coraje para entrar sonriendo y no caer de rodillas ante el dolor de un niño...
Una gran reverencia de bailarina para todos ustedes!!!
Creo que ya lo conoces pero si no, cuando quieras pásate por www.unisentio.blogspot.com, allí encontrarás movimiento, sonrisas y emoción. El material con el que trabajamos con nuestros alumnos.
Besos

TIHADA dijo...

Querida María José, esta forma de curar parte de la concepción de que el cuerpo no es algo aislado, por lo tanto ante la enfermedad hay que tratar al Ser en su totalidad. Muchas veces un abrazo, unas palabras o hacer reír, son esenciales en la curación.
Gracias por contarnos estas experiencias, gracias por esas Narices Rojas...!
Una entrada con la que me hiciste emocionar y alegrar al mismo tiempo!
Gracias!!!
ABRAZOS!!!

karulkalara dijo...

Una nariz roja, la luz de alerta, la boya en el océano proceloso, la misma nariz coloradada de quien está resfriado... una balón salvavidas para todo para el que sonreir es un gran esfuerzo... pero una sonrisa es la vida.

Sony dijo...

que seria de estos niños en los hospitales si no existieran estas personas si no existieran estas personas que hacen que rian cuando el alma esta llena de tristeza y no solo para los pequeños,sino tambien para sus padres.

maravilloso trabajo maria jose,me uno desde aqui a estas narices rojas por su maravilloso trabajo.

un fuerte abrazo y gracias por compartir este maravilloso trabajo.

Adriana Alba dijo...

Un trabajo fabuloso, las narices rojas llenan el alma de los niños de alegría y felicidad, además de mucho amor, ingredientes totalmente sanadores!

Felicitaciones amiga!

filo dijo...

maravilloso post, nos recuerda que los seres humanos tenemos en nuestro poder una gran herramienta: la risa

para SER FELICES y HACER FELICES a los demás

un beso, amiga

Tita la mas bonita dijo...

Yo cuando vivía en Manizales hacia de payasa en la unidad de oncológica, por eso Tita la mas bonita, y esas narices rojas son mágicas, colorean los días grises, dan alas para los sueños, las narices rojas son como especie de hadas madrinas, para chicos y chicas que son los mejores maestros del amor, y la ternura! Quiero decir tanto, que la emoción me confunde las palabras!
Un besito marino

Menchu dijo...

Qué gran logro!!! Estallar de risa donde hay dolor y tristeza ¡una gran labor!, más si son niños.
Considero que los niños y la risa es lo más bonito de la vida, no sabía que existieran las narizotas rojas... doy gracias por ello.
Gracias por tu visita Maria José, seguiré tus pasos.

Sony dijo...

hola maria jose en arcoiris hay un regalo esperandote,no olvids recogerlo amiga blogera.

un fuerte abrazo!!!!!!!!

María Jesús Verdú dijo...

Como siempre, resulta agradable leerte y visitarte en esta mañana de sábado. Disfrutar de tu espacio virtual me hace sentir mejor.

Azul Unada dijo...

Primero, una reverencia al comentario de Filo, admiro su capacidad de ver y comprender en un momento de dolor, ¡¡ a reír Filo que la vida sigue!!
Que bueno esto de narices rojas, la risa todo lo alivia, permite que vivamos mejor la vida y podamos desprendernos de mochilas pesadas.
Gracias Mariajo por compartir la alegría se se vive hasta en los momentos más duros.
Buen finde!!!

Soñadora dijo...

Que labor tan bonita la de llevar una sonrisa y mucha esperanza a niños que sufren alguna enfermedad! Lograr hacerles sonreir ha de ser la mejor recompensa!
Besitos,

llvllurciana dijo...

Pequeña!!! Tenemos pendiente unos vinos. No te olvides!!!

Un besazo, "Nariz Colorada" :)