viernes, 2 de abril de 2010

.EL PODER DE LAS SONRISAS

Probablemente todos hemos desempeñado algún papel en un milagro o dos y ni siquiera lo sabemos. Tendemos a pensar en los milagros como intervenciones teatrales, cósmicas, la extrañeza que causa algo inexplicable o la alteración de dramas en una situación caótica...
Pero cada día ocurren millones de hechos que, en consonancia con la naturaleza de los actos del poder invisibles, pasan inadvertidos. El maestro zen Thich Nhat Hand escribió: Cada día participamos en un milagro que ni siquiera los reconocemos: cielo azul, nubes blancas, hojas verdes, los ojos negros y curiosos de un niño, nuestros propios ojos y deberíamos practicar  “el yoga de la boca” el poder de una sonrisa.
Esta historia sobre sonrisas es otra prueba más de que los actos de poder invisibles que impregnan la vida de todos los seres humanos seamos conscientes o no de ellos.

Aquella mañana me dirigía hacia mi coche una mañana en que me sentía particularmente baja de ánimos cuando se me acerco una vendedora ambulante.
Aquí en Sudáfrica, las calles están plagadas de vendedoras ambulantes que te molestan en cada esquina con su oferta de mercancías. Pero aquel día, cuando rechace con amabilidad el ofrecimiento de aquella mujer, ella súbitamente me dedicó la más conmovedora, hermosa y cálida sonrisa que había visto jamás.
Su sonrisa fue tan auténtica y tan sincera que se ilumino todo su rostro. Y yo supe que provenía de lo más hondo de su alma...
Viendo la pobreza de sus ropas supe que no tenía mucho en la vida, pero lo que le faltaba de riqueza material lo compensaba con creces con su riqueza interior. Aquel acto sencillo y espontáneo elevo mi espíritu y me conmovió profundamente.
Me arranco la mejor de mis sonrisas.
Esas sonrisas visibles contenían un poder invisible la conexión de la bondad de la vida.
Despues del viaje...



10 comentarios:

karulkalara dijo...

Sonrisas, destellos del firmamento, hitos del camino... Cada paso que encajamos en la huella que el destino nos depara forma parte de la carcajada que cada mañana nos regala la madrugada que sea acaba.

esperanza dijo...

Esta mañana siento que participo en el milagro de la vida. Recibo tu sonrisa, la de karulkalara, mi propia sonrisa... y todo está bien en mi mundo.
Gracias por las vuestras y aquí os dejo las mías.
Abrazos sonrientes.

Adriana Alba dijo...

Que alegría volver a leerte, Mariajo, te extrañamos mucho, jajaja, pero te recibimos con la mejor de las sonrisas!!

Abrazoss!!!

María Jesús Verdú dijo...

La riqueza interior es uno de los mejores tesoros. ¡Qué bien que aterricé en tu blog!

Tita la mas bonita dijo...

La sonrisa, es el poder de la dulzura, la ternura, la sonrisa el traje favorito de la alegría, la sonrisa es una esperanza, la sonrisa es el camino ideal!!!
Una sonrisa marina!

filo dijo...

hola María José, yo también visité tu blog y me quedé, gracias por tus palabras...
leyendo tu post es fácil recordar lo verdadero de esta vida, la bondad,la sinceridad, la más dulce de las sonrisas...
es una historia muy bonita; de nuevo gracias por encontrarnos, y que disfrutes allá donde estés.

(un abrazo fuerte)

TIHADA dijo...

Hola María José, bienvenida después de tu viaje!
Y claro que cada día está lleno de milagros, lo difícil a veces es percibirlos y entender su mensaje!
Te dejo mi sonrisa!!!

Dorian dijo...

Cuanta razón,
yo lo que creo es que el término milagro
está mal entendido.

Para mi hasta ver a dos personas
abrazándose
es un milagro
de la vida.

Un abrazo Maria José.

Dorian dijo...

Copia el link y pégalo en el buscador :)

http://i517.photobucket.com/albums/u336/JOMY_23/Amistad/Abrazo.jpg

¡Un beso !

llvllurciana dijo...

Una sonrisa sincera es el mejor regalo que alguien puede hacerte. Esa mañana fuiste afortunada, pequeña :)
Qué tal tu viaje? Espero que nos cuentes.

Un beso y una sonrisa.